+54 11 5353 - 8300 info@xelere.com

Por Martín Alarcón, Consultor en Servicios de Tecnología Preventa

Estamos en un contexto en el que los avances en materia tecnológica no se detienen, sino que se mantienen en aumento. Esta acelerada transformación digital demanda a las áreas de IT de las empresas incorporar nuevos métodos y elementos para incrementar su productividad. Control-M es una herramienta diseñada para automatizar flujos de trabajo permitiendo, justamente, agilizar los procesos de producción.

Con la finalidad de aumentar su rentabilidad, las organizaciones persiguen las mismas metas: ganar velocidad, reducir costos y detectar posibles riesgos. Te invitamos a continuar leyendo para descubrir de qué manera Control-M puede ayudarte a hacer realidad esas expectativas.

¿Qué es y para qué sirve Control-M?

Control-M es una solución de BMC que hace posible automatizar procesos de trabajo en el área de TI. Al simplificar la orquestación de los workflows de aplicaciones permite programarlos, gestionarlos y monitorearlos. Por lo tanto, garantiza aspectos como la fiabilidad y la visibilidad de los datos.

Este software brinda la posibilidad de actualizar la base de datos de clientes -tales como atención o venta directa- de manera rápida y sencilla. Detecta fallas en el proceso interno del negocio, e indica cuándo y en qué sector se produjo. De esta forma logra localizar el error a  tiempo y minimizar el impacto. 

Control-M versión cloud

A diferencia de la clásica, la versión cloud de Control-M se instala directamente en un hosting. El único requisito para poder implementarla es contar con un mínimo de 600 procesos mensuales a automatizar. 

Así, en lugar de adquirir un servidor el software se aloja en un hosting -es decir en la nube- logrando mayor rapidez. Además, este tipo de ecosistemas aportan mayor flexibilidad y escalabilidad. 

Beneficios de orquestar tus workflows de aplicaciones con Control-M

El principal beneficio es la reducción de los costos que se obtiene al optimizar las horas-hombre y minimizar el riesgo de incidentes. Al saber dónde y en qué momento se produjo una falla en el sistema, Control-M permite ahorrar recursos esenciales como tiempo y dinero.

Tras implementar esta herramienta, las empresas han logrado:

  • Disminuir las tasas de fallos del 20 al 0,5 %
  • Reasignar el 15 % del personal a tareas que tienen un valor añadido
  • Reducir entre 12 y 18 horas los tiempos de procesamiento semanales

Automatización

¿Cómo implementar Control-M con éxito?

El proceso de implementación de Control-M consta de cuatro etapas:

  1. Prueba de concepto: se realiza una demo personalizada que se adapta a las necesidades del cliente y ejemplifica de qué manera podrían simplificar sus workflows.
  2. Propuesta: se hace un análisis de los procesos de negocio a partir de un relevamiento de las tareas que se quieren automatizar y se presenta el proyecto.
  3. Instalación: una vez aprobado el proyecto, se procede a instalar Control-M.  
  4. Soporte primario: para despejar las primeras dudas y por último, se brinda soporte anual de segunda línea.

El valor agregado de Xelere

En Xelere nos destacamos por el compromiso con el que trabajamos para que nuestros clientes puedan optimizar sus procesos e incrementar su crecimiento comercial. Nos avalan 20 años de experiencia en el mercado ofreciendo soluciones tecnológicas para enriquecer las áreas de TI de las compañías que nos eligen. 

¿Estás pensando en implementar Control-M para automatizar tus workflows de aplicaciones? ¡Contactanos para que podamos asesorarte!

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortbakırköy escortbakırköy escort