Aunque la computación en la nube se ha convertido en una práctica estándar para la mayoría de las organizaciones de TI, la idea aún es sorprendentemente incomprendida. “Nube” parece significar casi cualquier cosa, dependiendo del contexto y de quién lo hable, lo que genera confusión en todos los ámbitos. Desde los usuarios comerciales interesados en los beneficios de la nube hasta los profesionales de TI que saben lo que significa pero no pueden realizar un seguimiento de las últimas tendencias y terminología, el concepto de nube necesita una considerable aclaración.

El lenguaje fluido alrededor de la nube ciertamente no ayuda. A la gente de TI le encantan nuestros acrónimos y la nube no defrauda, desde SaaS a PaaS, a IaaS y más allá. En los viejos tiempos, la “computación en la nube” usualmente significaba nube pública, pero en la actualidad los modelos de implementación privada, híbrida y en multi-cloud ensucian las aguas. Con tanta información y delineación: y tanto bombo – puede ser difícil distinguir el hecho de la ficción.

Con ese fin, pongamos a prueba cinco creencias comunes sobre la computación en la nube. ¿Son estas afirmaciones sobre un entorno de multi-cloud verdad o mitos?

1.La nube es altamente dinámica: VERDAD.

En cierto sentido, esto es un regalo; la naturaleza dinámica de los recursos de la nube es una razón principal por la que se han vuelto tan populares. La mayoría de los entornos de multi-cloud actuales son al menos tan dinámicos (si no más) que la TI tradicional debido a la automatización y configuración inherentes de los servicios en la nube. Esto los hace flexibles, escalables, ágiles, todas esas cosas buenas, pero también resulta en una mayor complejidad al administrar los cambios en las aplicaciones.

2. Cloud crea una cultura de “desperdicio”: VERDAD.

Esta es una diferencia significativa entre la infraestructura de TI estándar y un entorno multi-cloud. Tradicionalmente, las empresas invirtieron en activos de hardware y software, y luego hicieron todo lo posible para aprovecharlas al máximo y maximizar el ROI. La nube cambia eso. En un entorno multi-cloud, puede ser apropiado destruir los recursos actuales, arreglar las configuraciones de implementación y luego generar una nueva instancia. Depende de cómo se diseña una aplicación y el tipo de recursos de la nube utilizados cuando se necesita cambiar una aplicación o solucionar un problema en una aplicación que se ejecuta en la nube.

3. Su proveedor de la nube siempre administra los servicios que usa en la nube: MITO.

Cloud no necesita necesariamente ser completamente tercerizado. Los equipos de TI pueden disfrutar de un control considerable sobre sus recursos en la nube en función de su nivel de sofisticación, las tecnologías y capacidades de administración y los impulsores de negocios, especialmente si está utilizando servicios basados en IaaS y PaaS.

4. La proliferación de nuevos servicios es más rápida que nunca antes con la nube: VERDAD.

El ritmo del cambio es un importante diferenciador entre las soluciones y los servicios en la nube y la TI tradicional. La cadencia en la que los principales proveedores de nube (AWS, Azure, Google Cloud) lanzan nuevos servicios es más rápida que cualquier otra cosa que hayamos visto antes,  tan frecuente como su próximo gran evento trimestral. La ventaja para los usuarios de la nube es que las actualizaciones a menudo son automáticas y los servicios están disponibles para su uso de inmediato. A escala, sin embargo, las actualizaciones y actualizaciones frecuentes requieren un ojo de cerca para configurar y administrar de manera efectiva.

5. Los procesos de gestión son tan individuales y automatizados que las mejores prácticas de gestión de servicios ya no se aplican: MITO.

Lo contrario es cierto: la administración de servicios desempeña un papel aún más importante en la administración de su entorno multi-cloud, ya que la documentación de cambios, problemas e incidentes aún es necesaria y requerirá más automatización. Seguir las mejores prácticas de administración de configuración y tener una CMDB automáticamente poblada a través de descubrimiento multi-cloud proporciona el único punto de referencia para que los procesos de administración de servicios se relacionen con los recursos de la nube.

La complejidad de la nube puede sentirse como el proverbio ”bendición y maldición”. Si bien ha abierto innumerables puertas para que TI agregue más y mejor valor al negocio, la computación en la nube también requiere un enfoque único y a menudo innovador para administrar y optimizar.

Obtenga más información acerca de cómo administrar su entorno multi-cloud en el documento: ¿Porqué Discovery es tan importante para el éxito de las multi-cloud: Mejores prácticas para incrementar al máximo su inversión en un ambiente multi-cloud?

Fuente:https://www.bmc.com/blogs/truth-or-myth-5-cloud-computing-claims-put-to-the-test/